21.1.17

elige un borde


elige un borde del mundo
para sentarse sola
                           
interminable
a heredar sombras
de su sangre

nadie la  conoce
comienza a cantar
duerme en su falda un lobo.




de Christian Hertel, Córdoba, Argentina
De "Los restos permanentes".

16.1.17

Ayer



Ayer
                     vi pájaros de bronce
                     hablándoles
a las flores del jardín. 



de Virginia Isabel Berra, Buenos Aires, Argentina
De "La casa de los pájaros".

11.1.17

nada de nombres


nada de nombres

ni un papelito con claves parecidas

un sorbito de agua, una quimera
la lucecita de unos ojos 

aire, por favor un aire,
hacerlo pájaros y que vayan
donde los bosques se vuelven densos

y la mañana sin filos
ni puntas

que para qué
se abrió la página


de Carlos Alberto Roldán, Saenz Peña -Buenos Aires-, Argentina
De "Poesíada".
Datos: http://poetasboulevard.blogspot.com.ar/2012/10/carlos-alberto-roldan-1946-saenz-pena.html

6.1.17

Allá voy


allá voy
saltando
en una pierna
en dos
en busca
de la palabra cielo
jugando
con tejo y escalera

a vivir

                                  con tejo y escalera
                                            jugando
                                 de la palabra cielo
                                           en busca
                                             en dos
                                     en una pierna
                                         saltando
                                          allá voy 


de María Dolores Lucero, Bolívar /Buenos Aires, Argentina
De "Molino de Huecos".

1.1.17

Los caminos...


Los caminos se abren
        o se cierran
según sean tus cauces.
Silban vientos
        altos
o silban víboras.
        Se arroja
la marea, o apenas
        se anilla
en dibujo leve
        el charco.
Tu trazas tu mapa,
        y lo respiras.


de Eduardo Dalter, San Justo -Buenos Aires-, Argentina
De "Canciones olvidadas".
Más acerca del autor:
http://www.eduardodalter.com/

28.12.16

Selva inundada


Todos los ciclos fundidos
en el torrente inmóvil:
                            los segundos del colibrí,
                            el minuto del insecto,
                            la hora desolada de los peces
y la eternidad mendiga
                                del perezoso.

Hasta que haga pie la selva
                                  y un guarán
                                  con un golpe de sangre 
anuncie
que perdió su doncellez la tierra

desnuda y abierta
                           como una orquídea
                           en la hembra luz de su edad de oro.


de Leopoldo 'Teuco' Castilla, Salta, Agentina
De "Guarán" -Fragmento-.  
Sobre el autor:  http://www.diariopuntouno.com.ar/archivo/2013/cultura/Punto_Cultural_2013-02-17.pdf
________________________________________

25.12.16

Fue así


Era como si todavía fuera verano.
Lenguas lentas nos venían desde el aire.
Lentas.
Como el aliento de un animal
inmenso e imposible
que nos fuera llevando hacia el pleno
mediodía
con su explosión ceniza de torcazas.
En ese aire no entraba
todo el cielo ni estaba
todo el Sur ni todo el trigo
que tremolaba con sus pájaros.
Era el verano como si ya no lo fuera.
Era un lento verano dulce de tordos por el aire.
Era puro ceniza, de plumaje que el sol pintaba
con su breve laconismo.
Eran atardeceres sueltos
caballos pastando a la vera
de un camino solitario. 


de Jorge Isaías, Rosario -Santa Fe-, Argentina
De "A los amigos".
Acerca del autor:  http://www.confinesdigital.com/conf34/jorge-isaias-los-inicios-del-poeta.html 
___________________________________________ 

22.12.16

21


diré que a veces estamos en la tierra
como un poema 
leído a contramano.
como la madera que abre los ojos
y no reconoce
el ocre de la tarde.
sentimos el dolor
sobre los huesos de la mañana
y sabemos
que no puede el cisne con su canto
desmantelar
los guijarros clavados en el cuerpo.
ilegibles tajos
colgados
de una arteria seca. 


de Susana Zazzetti, Villa María -Córdoba-, Argentina
Del "El hilo que sostiene".  
Datos de la autora:  http://elmensu.blogspot.com.ar/2010/05/el-hilo-que-sostiene-susana-zazzetti.html
____________________________________________

19.12.16

X


Una mujer llora en la cocina. Detrás
del olor a locro.
Macera la carne con limón
y con su inefable tristeza.

Las lágrimas caen en la espuma de leche
que se derrama hasta la indolencia.

El aire se vuelve tan oleoso que debería irse
y apagar el día.

En la cocina una mujer se parte viva,
se corta los dedos, desangra.
El dedo va a la boca.

El dolor está detrás
del hilo dormido que se secó en el vientre,
detrás de aquel humo que se llevó el después.
Detrás, siempre y detrás de todo.

Cuando los olores se mezclan
ella destapa las cacerolas.
Es la única que se queda enjuagando el día
hasta que vuelva a ser.

Una mujer en la cocina.



de Graciela Aráoz, San Luis / Buenos Aires, Argentina 
De "Diabla".
___________________________________________

16.12.16

Ella...


Ella guarda las credenciales
falsas del día y se pone la camisa
de dormir,
                          inspiradora de su nocturno
pájaro gris, tres veces emisario.

Y ella se verifica.  En pájaro
que escapa, tránsito.
En pájaro que muere, alma
inmortal.  En pájaro que se entrega
con el ojo confiado,
                             ella siente la tentación
de negar a Dios.

 
de María Victoria Suárez, Buenos Aires, Argentina
De "Vida de viuda".
____________________________________ 

13.12.16

Manifiesto


He alzado los ojos al cielo.  He implorado.
Pero los dioses hablan otro idioma.
Están sordos.  Están lejos.
Me responde una señal indescifrable.

Qué sendero elegir en la espesura.
A qué puerta llamar entre las puertas.

Es victoria fácil la del tiempo.
Cada día se lleva un retazo de mí,
lo usurpa sin clemencia
y me desangra de horas el despojo.


Escribo para saber
                               qué fui antes del saqueo.


de Osvaldo Rossi, Buenos Aires, Argentina
De la antología "Poetas en Botella al Mar". 
Biodata:  https://www.escritores.org/biografias/11683-rossi-osvaldo  
__________________________________

10.12.16

3


¿Qué terror es éste, enraizado en la escritura
como oficio y deber, como espinas en la niebla de marzo
que ella no puede quitar y sin embargo canta?

La dulzura de la fe en las palabras que escapan
de su cárcel es semejante a nuestra supervivencia
en esta ciudad sin ángeles.

Vendrá el sol como siempre, a romperse frente
a mi asombro y vendrá la noche como una hilera
infatigable de hormigas.

Y cerraré este cuaderno, y soñaré con árboles

rugosos pero sin heridas.

Y con la clemencia de la luz.



de Paulina Vinderman, Buenos Aires, Argentina
De "Bote negro".
____________________________________________ 

7.12.16

9


Ángel - espejo - presente - tiempo (ausente)
                            pasos que dio el ángel en la noche
                               durmieron vacilantes
                         en la musical palabra de los pájaros



de Ileana Andrea Gómez Gavinoser, Buenos Aires, Argentina

De su libro "Ojos". 
Su blog:
  http://las letrasindependientes.blogspot.com.ar

___________________________________________

4.12.16

Deslizar el ocio


El costado mínimo de la verdad
ensaya un giro.
De inmediato,
un almanaque de pared
logra esa misma angulación
y arrastra consigo
las cuatro paredes del cuarto.
Por efectos de la rotación,
los objetos dramatizan
perfiles de tedio en lo contiguo.
El crepúsculo, afuera, es bello igual,
sólo que ahora sus colores claman
desde otra ventana, la que daba al sur.
Noventa grados han bastado
para oponer el pecho
(o, si se prefiere, la espalda)
a la abundancia del planeta.
Noventa grados sobre el sí o el no
que también giran sin eje y sin retorno.


de José Emilio Tallarico, Buenos Aires, Argentina
De "Ese espacio que tiembla".
Más del autor: http://alpialdelapalabra.blogspot.com.ar/2011/07/jose-emilio-tallarico-poemas.html
__________________________________________