13.9.17

La torre


Allá la ciudad, aguas abajo al sur.
Se ve la aguja de la Iglesia.

Allá el río ancho, ancho.
Una caja a la deriva.  El frío quema.

El brillo de la calle mojada
nombra a la lluvia en la ciudad
bajo la aguja de la Iglesia.

Es Mayo.  El cielo es metálico.

Pájaro que desde la rama metálica
mira.
Visión rasante de la ciudad.
La geometría se extiende gris.

Pájaro que en la rama metálica
mira
la ciudad boca arriba,
el cielo boca abajo.
El viento viene plano, frío.

Una aguja lejana marca el sitio,
la casa de Dios.  Yuyos en el tejado.
Una mano en la reja,
un zapato sobre el mosaico frío.

                     Pido perdón por lo que no fui,
                     por lo que hicieron.
                     Perdón.

El pómulo.  Agarrado al barrote.
El zapato pie barro frío.

                      Pido perdón por mi vida.
                      Por mi perro muerto.
                      Por mi caja de cartón.

Un zapato
una mano
un olor animal
a la deriva.


de Guillermo Petroni, Buenos Aires, Argentina
De la revista de literatura "Tamaño Oficio" N° 27.
http://www.gema.com.ar/toficio/textos.html#TORRE

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Increíble, qué poemón!

Fernando Irazusta